lunes, 29 de octubre de 2007

Glosario (personal) de la web 2.0.

Francisco Herrera nos propene el siguiente glosario...

Para que tengas una guía básica de los principales conceptos de la web 2.0 vamos a hacer aquí un recorrido por los términos más usados en la red colaborativa. Para ampliar las definiciones es muy aconsejable darse una vuelta por la Wikipedia.

Blog: Los blogs son esa cosa que tanto molesta a algunos periodistas y políticos, porque dan demasiada libertad en su opinión a cualquier don nadie con acceso a la red. Se han convertido, por derecho propio, en la aplicación estrella de la nueva web. En pocas palabras, es un sistema de edición digital que admite comentarios y que se organiza de forma cronológica. Los dos sistemas más populares son Blogger y Wordpress. Ya casi nadie los llama (cuadernos de) bitácora, por suerte.

Microblogging: un día un tal Evan Williams pensó que, si en lugar de dejar a los bloggers que escribieran lo que les diera la gana les cortaba el rollo y limitaba los mensajes a sólo 140 caracteres, la cosa podría ser divertida. Las primeras reacciones fueron de desprecio e incredulidad, pero ahora mismo Twitter, el sistema de microblogging más usado en el mundo, es una de las aplicaciones más apetecidas por los tiburones 2.0. Se puede decir que este formato está a medio camino entre el blog y la mensajería instantanea.

Podcast: de eso hemos venido a hablar ¿no? El podcasting tiene una fórmula muy simple: MP3 + RSS, o lo que es lo mismo, emisión de audio a la que te puedes suscribir en la red. Se puede decir que es como un programa de radio, pero a diferencia de éste, el podcast no sufre los rigores del directo. Para los indecisos: al principio el micro da un poco de miedo, pero después es coser y cantar.

Red social: pues, eso, una red que es social .Te haces tus amigos, compartes tus gustos y todo ese rollo. ¿Que parece una tontería? Pues que le pregunten al magnate Rupert Murdoch si le pareció una estupidez pagar todo lo que pagó por MySpace. Hay redes que trabajan más aspectos profesionales (mucho networking) como Xing o Neurona, mientras otras tienen un perfil más generalista y distendido (Facebook).

RSS: es un formato de datos que permite al usuario recibir la notificación de novedades en un servicio web cada vez que se producen. Es lo que se conoce también como sindicación o suscripción. Indispensable tanto en la blogocosa como en la podcastfera, cuenta con una alternativa, el formato Atom, que cada vez se usa menos. La dirección de suscripción se conoce como feed. El sistema para seguir los feeds se llama agregador.

Tag o etiqueta: puesto que los usuarios son (también) seres humanos, su labor taxonómica es imprescindible para poner algo de orden en la web. Usando tags no sólo etiquetas, también compartes conocimento El más popular de estos sistemas es Del.icio.us.

Usuario: la palabra más repetida en este glosario. Sin las personas no hay web 2.0 que valga.

Videoblogging o videocast: bueno, si ya has leído las definiciones de blog o de podcasting, lo tienes más fácil. El videoblog es un medio de comunicación en formato vídeo (lo juro) que ofrece a su audiencia la posiblidad de suscribirse con RSS. Generalmente se publica en diferentes plataformas, porque el futuro de este medio está en los reproductores de bolsillo tipo iPod y, sobre todo, en los móviles. El más visto en España es el noticiero geek Mobbuz.TV.

Web 1.0: ah, pero ¿todavía existe? Si necesitas una definición digamos que es un animal digital en claro proceso de extinción.

Web 2.0: fase transitoria del mundo digital. Ni idea de hacia dónde va, ni cuánto durará, pero por el momento parece interesante.

Wiki: una de las ideas más simples y más eficaces de los últimos años. El wiki es un documento compartido en la web y que puede ser editado por cualquier persona desde cualquier lugar y en cualquier momento. La primera vez a uno le parece una idea descabellada, pero sus posibilidades de trabajo son increíbles. Y si no que se lo digan a los de Wikipedia. Puedes crear el tuyo propio en Wikispaces.

19 comentarios:

Don Escéptico dijo...

¿¿¿Twitter??? Por el amor de dios! ¿En una clase de E/LE?!!!!!!!

Mi reacción como profesor sigue siendo de "desprecio e incredulidad"

Emilia dijo...

Don Escéptico, esa fue también mi reacción al principio, pero la realidad es que tras varios meses twitteando, me he visto obligada a abandonar mis prejuicios y reservas iniciales. Twitter puede ser muchas cosas, no necesariamente una pérdida de tiempo trivial; y es que como con la mayoría de las herramientas 2.0, depende del uso que se haga de ellas, no de las herramientas mismas. Y twitter se puede usar como una potente herramienta de información e intercambio entre profesionales. Es una forma de llamar la atención sobre recursos interesantes, de lanzar al aire pensamientos o impresiones momentáneos que otros recogen y elaboran, de coordinarse entre varios compañeros (al estilo de un panel de noticias), de retransmitir en directo un congreso a través de sus frases más impactantes y servir como aperitivo para la reseña que después se haga de él, de preguntar la traducción de un término que en ese momento necesitas, no recuerdas y no encuentras en la web, y un largo etcétera.

Uno puede decidir si usa twitter en una clase de ELE con sus alumnos -y ejemplos de esto hay- pero de lo que no cabe duda es de que es una herramienta valiosa para crear comunidad y compartir conocimiento. Cada uno le puede dar el toque que desee, trivial y poco serio, académico o algo entre estos dos extremos, que suele ser lo más interesante.

El único problema es que puede llegar a ser algo adictivo...

Francisco Herrera dijo...

Bueno, como Emilia ha sido más rápida que yo, tengo poco que añadir. Sólo insistir en la idea que Biz Stone, el otro creador de Twitter, lanzó en su charla de Sevilla el sábado pasado: openess. Si estás abierto al mundo y quieres compartir conocimientos, Twitter es lo tuyo. Si prefieres quedarte en tu concha, abúrrete solo.

Tom dijo...

Hasta cierto punto, creo que estoy de acuerdo con Don Escéptico...

Me explico: mi reacción a los TICs o Web 2.0, o como quieras que se llame la tecnología, no es "desprecio e incredulidad" sino más bien -- y precisamente -- escepticismo.

Twitter, la verdad es que no lo veo (ni lo utilizo) -- o más bien no lo veo para su uso en la clase de idiomas (si alguien nos puede enseñar un ejemplo, mejor que mejor...).

A mi modo de ver -- y he de decir que paso demasiadas horas de mi vida en la web -- falta un par de entradas en el glosario, y faltan las entradas que son precisamente lo que a veces, creo, olvidamos cuando nos presentan las muy alucinantes posibilidades que la tecnología nos ofrece...

Primero, el profesor, el estudiante, y -- sobre todo -- su aprendizaje del idioma.

Para mi, habría que incluir esas entradas en cualquier glosario "Web 2.0" para profesores E/LE.

Segundo, y muy por detrás del aprendizaje, la tecnología.

La tecnología solo nos interesa porque puede ayudar en el aprendizaje -- no nos interesa en sí, en mi opinión, o la menos no para nuestra vida profesional como profesores de a pie.

Francisco Herrera dijo...

Yo, por el contrario, pienso que hay que darle la vuelta al planteamiento. Para mí la actitud "qué me puede dar a mí la tecnología para facilitarme el trabajo docente" es demasiado pasiva. Sumérgete en la tecnología y búscale tú la aplicación práctica, no esperes a que te den las cosas precocinadas.

Por otro lado, el glosario no está pensado sólo para profesores. Se trata de un acercamiento informal a los términos claves tecnológicos. Y yo incluiría los términos "estudiante" y "profesor" en el genérico "usuario".

Tom dijo...

Sí, eso lo veo, Francisco -- "Se trata de un acercamiento informal a los términos claves tecnológicos".

Pero, yo lo que digo es que -- para los que somos profesores -- los "términos claves" no son "tecnológicos".

Tom dijo...

Para los que os interesa el tema "Web 2.0" (un término que personalmente detesto), hay un libro que acaba de salir que puede ser interesante -- "Web 2.0. El usuario, el nuevo rey de Internet", de Ismael Nafría (aunque no mencione el E/LE).

Para manteneros al día de cómo se está desarrollando la Web, tarea a veces difícil, también os puedo recomendar Las Pistas, de LaVinia.tc, con servicio por correo electrónico, o por RSS (dicho sea de paso, una iniciativa del mismo periodista).

Y para los que dominais el inglés, hay los "workshops" online de seis semanas, del EVO 2008, donde siempre hay temas "Web 2.0", con inscripción a partir del 1 de enero.

Anónimo dijo...

Después de leer vuestros comentarios me he dado cuenta de que es una charla para iniciados. Fijaos en que en los diferentes apartados del blog en los que se tratan las cuestiones tecnológicas siempre sois los mismos. ¿No será que el nivel no es el adecuado para el resto de los profes? Quizás como afirma Tom, es necesario que haya más ejemplos de aplicaciones para que aquellos que no pertenecen a la "secta" vean las posibilidades que esta nos puede ofrecer.
ESta visto que tendremos que ir a ver qué nos dices a ver si aprendemos algo que valga la pena.

Tom dijo...

Un buen apunte, Anónimo -- los "iniciados" pecamos a veces de hablar así, que solo nosotros nos entendemos. Mea culpa...

Francisco, ¿el nivel será "el adecuado para el resto de los profes (...) para que aquellos que no pertenecen a la 'secta' vean las posibilidades que esta nos puede ofrecer"?

Creo -- precisamente pq la tecnología nos ofrece muchas posibilidades para la clase de idiomas -- "que el resto de los profes" tendría que interesarse por el tema, pero entiendo perfectamente que penetrar en "la secta" asusta. Mea culpa nuevamente.

De todas maneras, una vez dentro, te darás cuenta de que uno puede ser un usuario "normalito", sin ser un experto, hacer cosas bonitas con los estudiantes, y continuar siendo el mismo ser humano que antes...

Francisco Herrera dijo...

No entiendo muy bien el mensaje anterior. Para cada cosa en la vida hay diferentes niveles de conocimiento. ¿Por qué si hablamos de aplicaciones tecnológicas debemos ser tachados de sectarios? ¿los que hablan sobre portfolio lo son también? ¿los que hablan de enfoque léxico, de aprendizaje significativo, de reflexión-acción? Cuando yo participo en un encuentro como éste, tanto si doy una charla como si la escucho, intento dejar en la puerta los prejuicios y aprender de cada tema, pero eso dependerá tanto de mi nivel de conocimientos como de mi actitud más o menos receptiva ante lo que voy a escuchar.

De todos modos, el tono de la charla no será nada técnico, para eso hemos adelantado los detalles en el blog. La idea es que podamos llevarnos una herramienta más para el aula. Y esa herramienta, el podcsting, no se entiende sin el contexto en el que se desarrolla: la web colaborativa.

Tom dijo...

¿El mensaje que no entiendes es el mío o el anterior, Francisco ,-) ?

Yo sí entiendo lo que quería decir Anónimo, creo. Lo de "secta" no nos sonarán bien, pero quizás si hacemos autocrítica y intentamos imaginar como el mundo Web 2.0 puede parecer desde afuera, los que estamos ya adentro tal vez parecemos una secta a la que el "profe de a pie" no puede entrar, pq no "sabe".

Hace muchísimos años estuve comiendo con unos amigos. El marido explicaba que las direcciones de las webs, entonces no tan extendidas, eran fáciles de acordar pq solo era cuestión de escribir "hache te te pe dos puntos barra barra..." etcétera.

En broma, le pregunté a su mujer "¿tu marido siempre habla así...?"

Los que estamos dentro siempre hablamos así... No sé si me explico...

Francisco Herrera dijo...

Parece que Blogger se comió mi comentario anterior. El mensaje que no entendía, lógicamente, era el "anónimo". En cada ámbito de estudios hay diferentes niveles de conocimiento y jergas especializadas, pero por alguna razón que se me escapa hay gente que se irrita con la tecnología, pero no con la biología molecular o la gramática generativa. ¿O es que acaso hablar de hache-te-te-pe es más oscuro que hacerlo de input, PCIC, MCERL o lexical approach?

La web 2.0 no es nada más (y nada menos) que un espacio de trabajo, y como tal cuenta con poderosas herramientas que están a nuestra disposición para que, con inventiva, las adaptemos a nuestras necesidades. Al final se trata de una cuestión de curiosidad y creatividad. Otra cosa es que nos gustaría tener recetas maravillosas que "faciliten" nuestra labor como profesores. A lo mejor en un libro de Arguiñano hay algo así, en la web colaborativa seguro que no.

Anónimo dijo...

Tom, gracias por intentar explicar lo que quería decir. Somos muchos los profes inquietos que intentamos estar al día en todo lo referente a nuestra profesión. Cuando hace años oímos hablar de las tareas, del cognitivismo nos pusimos las pilas, y a leer, lo mismo que hicimos con el Marco, con el PEL y con otras muchas cuestiones. No es cuestión de pereza, simplemente parece que ser profe de lenguas requiere de una actualización constante de conocimientos y habilidades con medios mínimos o nulos. Y con el uso de la web 2.0 sucede lo mismo. EStamos ahí, intentado aprender, sacar partido de las experiencias que se están llevando a cabo, pero nos perdemos: los árboles (la terminología y las cuestiones técnicas) nos impiden ver el bosque (buenos ejemplos de uso que justifiquen el esfuerzo).

Francisco Herrera dijo...

Yo, sin embargo, no acabo de ver la cosa clara. De alguna manera se está demonizando la tecnología porque no ofrece soluciones prácticas a los profesores. Y digo yo ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? Tenemos unas herramientas y como profesores tenemos la obligación de sacarles partido. Los inventores de esos instrumentos ya han hecho su trabajo, ahora la pelota está en nuestro campo. Si preferimos que nos lo den todo mascado, nos quedaremos a verlas venir.

Y sí, efectivamente, el profesional de ELE debe estar continuamente reciclando sus competencias(en muchas áreas, no sólo en la web), pero es que eso es así en todos los casos. Lo de hacer una licenciatura en cinco años, sacarse una oposición en dos o tres y estancarse toda una vida ya no vale.

don escéptico dijo...

A ver.... "se está demonizando la tecnología porque no ofrece soluciones prácticas a los profesores..." ¿Quién?

Será más bien el Sr Herrera mismo al decirnos que "tenemos la obligación de sacarles partido".

¿Tenemos la "obligación" de usar el método comunicativo, el enfoque léxico (y un largo etcetera...)?

¡Claro que no! Obligación de usar la tecnología, tampoco.

La "demonización" viene porque los "enterrados" hacéis semejantes declaraciones.

Tom dijo...

Yo tampoco creo que exista "obligación" de usar la tecnología...

Ni tampoco "obligación" de mantenernos al día... El "profe de lenguas requiere de una actualización", estoy de acuerdo.

Pero la tecnología es (solo) un campo más donde podríamos ponernos al día, porque nos ofrece posibilidades interesantes para nuestras clase.

Pero son posibilidades, no obligaciones, digo yo.

Francisco Herrera dijo...

Yo creo que Don Escéptico debería cambiar el nombre por el de Sr. Quisquilloso. Digo que "tenemos la obligación de" con la idea de "sería una lástima no" usar la tecnología. Nadie va a vernir a sacarnos las castañas del fuego y a darnos las clases hechas papilla para que nosotros no tengamos nada más que meterlas en el micro y ya está.

La web está ahí, como la pizarra, los libros, el enfoque por tareas, la reflexión, el tablón de anuncios, la máquina de café y la fotocopiadora. Si quieres y sabes usarla, mejor para ti, si no, tampoco pasa nada siempre y cuando no te niegues a usarla por un prejuicio.

Me ha gustado lo de ser un "enterrado". Mandadme por favor una bonita corona de flores antes del viernes a las 10.30

Tom dijo...

En mi país de origen (Inglaterra) la cocina -- para muchos -- se ha quedado reducido a "que nosotros no tengamos nada más que meter [los platos] en el micro", gracias en parte a los platos preparados de la tienda Marks&Spencer.

Estoy de acuerdo con Francisco, una clase de idiomas -- con o sin tecnología -- no puede reducirse a eso, porque nadie se diverte metiendo platos en el micro.

Sin embargo, creo que en parte por eso vamos a eventos como el EP -- para que nos expliquen, y para que intercambiemos, "recetas que funcionen", y espero que así sea, ya que si no, habría que cambiarlo de nombre, tachado lo de "práctico".

No se trata de ser un "enterrado", Don Escéptico, se trata de ver que la tecnología no tiene tanto misterio, de que yo también puedo con mis estudiantes...

don escéptico dijo...

¿¿¿¿ "nadie se diverte" ????!!!!!

¿Desde cuando dar clase es cuestión de divertirse?